PRINCIPIOS DE CONTROL Y DELEGACIÓN

  • RECONOCIMIENTO: Recepción y reconocimiento de los estudiantes al entrar en el aula dándoles un poco de atención individual, lo que me ayuda a sincronizar con el estado de ánimo de cada individuo para poder guiarlos a establecerse / sentarse (haciendo comentarios individualizados de dicho reconocimiento).
  • ASISTENCIA: El registro de asistencia está abierto en la pantalla y todos lo pueden ver. Lo hacemos justo al principio de la clase y si alguien cruza la línea de la puerta 2 minutos tarde, pongo T de Tarde en el día y la hora apropiados, y los alumnos lo ven. Esto ha curvado las llegadas tardes en mis clases.
  • El tiempo de mantenimiento: me lleva cerca de 4 – 6 meses de tener el dedo en el pulso, es decir, un constante chequeo en manteniendo – las reglas tienen que ser sólidas y estables, pero !hoy en día se olvidan muy a menudo de que es el final de la clase! O hasta que entra el siguiente grupo… porque se sienten cómodos, quieren venir a las clases y se han metido en el trabajo.
  • MAPEO Y SEGUIMIENTO: Las tareas en mi hoja de cálculo también se abre en la pantalla. Todo el mundo se centra en donde están y donde tienen que estar.
  • Registros actualizados: Por lo general toman fotos de su hoja de cálculo en la que están todas las tareas hechas y por hacer para saber dónde están y lo que aún está pendiente – en realidad se autogestionan con mi supervisión y les gusta tener ese control. Me hacen preguntas pertinentes y que les ayuda a mantener el rumbo.
  • Delegar: Tengo mucho cuidado en todo momento de no asumir el papel que mis estudiantes deben tomar ellos mismos. Esto les ayuda a crecer y libera mi tiempo para gestionar la lección y todo lo demás mientras estoy en el aula. Sería casi imposible mantener todos mis cabos sueltos atados si tuviera que dejar todas las cosas pequeñas para más tarde cuando voy a casa.
  • SUPERVISIÓN: Verifico que el papeleo está en su lugar, que las carpetas están abiertas, que el trabajo está organizado y es actual, que mis correcciones son visibles (la carpeta no tiene que tener necesariamente todo el curso sino por lo menos las últimas lecciones).
  • Una autoridad clara y límites claros: quién es quién, quién hace qué, ¿cuál es la línea que no pueden cruzar? Quién tiene autoridad sobre qué… El Estatus Quo se establece en la clase muy pronto y de una manera muy consistente y así se introducen en un modo de trabajo que todos ellos aceptan y respetan. Hay unos pocos (o muchos) juguetes que se lanzan fuera de la cuna (un término inglés para expresar una pataleta) pero enseguida se enteran de que no me impresionan y se asientan en lo que parece ser un modo aceptable de trabajo para ellos.
  • Los propios estudiantes me ayudan a mantener este orden jerárquico, una vez establecido, ya que es en beneficio de todos y se acepta como justo: Si alguien se pasa de la raya, ellos mismos se amonestan entre sí.
  • Todos ellos saben que son tratados por igual dentro de sus diferencias: a todos ellos se les permite su rareza y personalidades diferentes, sin interferir / chocar entre sí.
  • Todos ellos quieren ser considerados de la misma manera. De hecho, tienden a ayudarse entre sí cuando alguien tiene una pregunta o una sugerencia. Se crea una buena voluntad sobre la base de una disciplina justa: este orden jerárquico les da poder – saben que hay un espacio para poderse expresar / hablan y usan su voz. Esto les ayuda a crecer.
  • Yo no se lo impido cuando discuten entre sí o expresan las reglas – simplemente refuerzo la voz que es correcta recordando a cualquiera que señale a otro/a con el dedo que no se olviden sus propios errores. Menos mal que tengo buena memoria para eso y también, que presto atención a lo que pasa entre ellos siempre.
  • Cuando ésto sucede, se suelen reir y aceptan mi comentario, y la energía vuelve al equilibrio. De esta manera, el grupo crece con las normas o reglas, las cuales se pueden relajar y permanecer latentes según vaya el crecimiento del grupo y su toma de responsabilidad.
  • Cuando / si las cosas se salen de control, éste es el momento en el que hablo con los padres. Se trata del momento en el que los estudiantes aprenden que sus posibilidades de probarse por sí mismos no son suficientes. Les doy muchas posibilidades para probarse. Pero saben también que yo no hago amenazas vacías; ellos saben que no tengo miedo de ellos ni de sus padres y que estoy preparada para trabajar con sus padres con el fin de poner a los estudiantes en línea, si me empujan a ello.
  • REVISIÓN DE TAREA, ATENCIÓN INDIVIDUALIZADA / PERSONAL: Después de que todos se asientan, procedo a dar el trabajo corregido del día anterior y a revisar de forma individual sus correcciones. Puedo hacer esto debido a que mis grupos son pequeños. Ellos sienten que reciben la atención que necesitan, sus 15 segundos de fama. Al sentir que sus necesidades están satisfechas, se conforman y se asientan para trabajar.
  • USO EFICIENTE DE SU TIEMPO: Todo el mundo está en silencio cuando alguien está siendo atendido. Todos ellos esperan su turno según les llamo. Han sido entrenados para ponerse a trabajar mientras yo estoy centrada en algo o alguien.
  • Al principio, solían sentarse en las mesas, charlar y mirarme perdiendo el tiempo, tratando de que pasara la hora, pero pronto aprendieron a sacar sus materiales de trabajo (ordenadores, teléfonos, auriculares, carpetas, bolígrafos…) porque yo dejé claro muy rápidamente que no me necesitan / no me tienen que esperar para poder utilizar su tiempo de manera eficiente; ellos tienen que seguir el curso por ordenador existente en la escuela (Cambridge – Colls) hasta que yo esté disponible. Es cuestión de ser proactivo.
  • TIEMPO PARA PREGUNTAS: cuando un estudiante tiene una pregunta específica o requiere explicación de algo o soporte específico, pregunto en voz alta quién más lo necesita. Por lo general, hacemos ejercicios on-line a través de Internet en la pantalla grande.
  • CONSENTIMIENTO: Pregunto para saber quién está interesado y recibo consentimiento. Los que no están interesados pueden continuar con su trabajo, pero por lo general todos ellos quieren prestar atención y les gusta colaborar entre sí. Normalmente hay una explicación y después hacemos ejercicios que se los pongo como acertijos, o de selección múltiple, etc >> les gusta competir y ser el primero en acertar. Esto cambia la dinámica de la clase y ellos se divierten mientras aprenden.
  • NEGOCIACIÓN: Doy a los estudiantes la oportunidad de tomar responsabilidad por sí mismos. El primer par de veces cuando veo que alguien no se introduce en el fluir de la clase o alguien está fuera de línea, les hablo con mi voz fuerte (que no es una reprimenda, lo que viene más adelante).
  • Pregunto con voz neutra pero firme: “¿Quieres que mande a tu madre un mensaje?” O / y les muestro su registro en Colls en la pantalla. Al ver el (poco) trabajo que han hecho hasta ese momento, sus gráficos de horas pasadas estudiando las lecciones… en blanco y negro, se dan cuenta de que sus padres van a saber la verdad desnuda. La constatación de que no pueden ocultar lo que los hechos hablan por sí mismos, les da por lo general un toque de atención, con lo que me suelen pedir que no envíe un mensaje a los padres y tienden a insertarse muy rápidamente en la dinámica de trabajo de la clase.
  • CONFIANZA: Reitero que si toman su propia responsabilidad, no se necesita ningún mensaje y, de hecho, no suelo tener que hablar con los padres en esta etapa. Hago esto para que sepan que yo estoy tratando de confiar en ellos y que pueden confiar en mí. Yo les doy la oportunidad de que lleguen a mis expectativas y estándares.
  • COMUNICACIÓN: Hablo con los padres vía WhatsApp, Email, cara a cara… pequeños mensajes pero regulares y así toman conciencia de lo que está pasando; es una vía de comunicación abierta en todo momento para crear confianza mutua y un punto de cooperación. Comienzo a ganar su confianza al estar en contacto de forma regular sobre las pequeñas pero importantes cosas.

 

Dra Ana Garcia PhD, DTM.

Septiembre 2017